Archivo de la etiqueta: maltrato

Lean esto. Espero que jamás vivan algo parecido.

Cómo están, lectores asiduos de este espacio donde vengo exponiendo las dificultades que vivimos las personas con discapacidad y compartiendo mi trabajo artístico.

Esta vez voy a escribir sobre una pesadilla. Una pesadilla que me hicieron vivir en Lanús Oeste luego de escribir Seré nada.

Un grupo de gente «simpática» se puso a jugar con mi pasado. Me hicieron creer que una ex novia llamada Asami Terashima iba a volver (una persona que había traído graves problemas en mi vida y para mi familia; por responsabilidad de su indiferencia ante la discapacidad fue medicado y viví una mala praxis en 2014) En esa época yo convivía con ella y ya tenía Certificado Único de Discapacidad. En esa época su familia era también mi familia: Hitomi Miyahiro, la madre y su padrastro, Thomas Imamura.

De un día para el otro, hubo problemas en esa relación. El punto central fue que yo descubrí que yo era Asperger y que ella también lo era. Se lo dije a la madre pero no quisieron aceptarlo. Eso causó que yo perdiera mi diagnóstico y luego llegó una carta llena de bronca de ella que me causó un impacto tan grande que terminé en los pasillos de la Clínica Banfield, y fumando con ansiedad de un día para el otro. La carta fue enviada cerca de mi cumpleaños número 36. Yo me había ido a trabajar a una Obra Social, dejando el cine porque su familia y la mía me habían dicho vago, que no había trabajado nunca y que era un inútil entre otras recompensas por ser honesto.

En 2021, un grupo de vivos jugó con ese pasado. Me hicieron escribirle al Facebook a mi ex llamada Asami Terashima, que portaba un gran cono de helado, un helado que yo mismo le había pedido tomar en un email que nunca contestó, y caí en la trampa. Pensé que la tan ansiada REPARACIÓN de 2014 (ese año que fue como una guerra para mí y me dejó con estrés postraumático) iba a llegar.

Pero en vez de eso se sucedieron una serie de eventos desagradables. Control total de mi PC. Control total de mi celular al nivel de bloquearme el teclado si quería charlar con otras personas. Eventos en las calles de Lanús Oeste donde han llegado a arrojar una calavera a mi perra y hacer otro tipo de bestialidades en la puerta de la casa de mi abuela, donde yo estaba viviendo felizmente con Ina, mi perra, hasta ese momento. El chiste incluye hacerme una luz verde en el dormitorio donde vivía para que me pensara que había algún tipo de experiencia mística (pero vieron, yo soy Asperger, no creo en pavadas)

A la vez, el doctor Herbst, que me había diagnosticado en 2014 de Asperger, me llamó para decirme que había perdido la memoria. Cristina Brio, la psiquiatra de ese entonces, afirmaba que yo no era Asperger sino Artista, por lo que colijo que todo esto fue hecho para ocultar que fui abusado por un manosanta en 2015 que dijo ser entrenado por japoneses de Pilar (un tipo que familiares me metieron en mi departamento, una persona que trabajaba para personas con discapacidad) y para esconder que en 2014 yo había recibido un diagnóstico de Asperger.

El chiste incluyó que aparecieran los gemelos Pomeranec y Sebastián Aloi para pedirme que escribiera un trabajo sobre abusos en el Provolo a personas sordas. Tarea que realicé en la pandemia sin paga alguna, y que resultó en una posible nueva película. Pero me parece que en ese momento de aislamiento en Lanús y al yo mismo haber vivido una situación de abuso, el pedido de ese trabajo estaba claramente de más. Despertó en mí el trauma del abuso de un tipo que se metió en mi pieza con una túnica blanca.

En fin, viví un infierno terrible y ahora cuando iba a denunciar que hace 9 años vengo tomando Quetiapina XR 200 por una mala praxis médica que sigue hoy en día, también hackearon mi cuenta de Facebook a la que no tengo acceso.

Por otro lado, la ex con el heladito y la sonrisa en la cara, Asami o Chami Terashima, sigue sin dar la cara.

Al día de hoy todavía tiene el control de mi celular. Incluso está leyendo mientras escribo esto, ella o los que suplantaron su identidad.

Ya denuncié antes a la fiscalía para que tomen cartas en el asunto y apliquen la Convención de las personas con Discapacidad pero todavía no han hecho nada.

Saludos queridos lectorXs,

Adrián Gastón Fares

pd: X de Asperger.

pd: por las dudas dejo escrito que no quiero saber nada con esa ex compañera, porque hay muchísimas dudas sobre la manera que actuó en el pasado y las cosas que parece que me hicieron sus familiares.

(con Asami Terashima, como verán; o su sucedáneo made in hackeo traumático para hacer sufrir a Adrián Gastón Fares)

Acompaño esta nota de NO FICCIÓN con esta canción: